domingo, abril 06, 2014

Calçots al horno y romesco casero

Para los urbanitas, para los que no tenemos fuego, ni lumbre, ni leña. Para los que ni una pobre barbacoa podemos colocar en nuestra terraza...aquí tenemos una forma de hacer los calçots que no tiene nada que ver con la de nuestros vecinos catalanes, pero que también está bien buena.



INGREDIENTES:

1 Manojo de Calçots
1 horno

Salsa Romesco my way

1 cabeza de ajos
2 tomates maduras
1 puñado de avellanas
1 rebanada de pan tostado
Pimentón picante
1 chorrito de vinagre
AOVE
Sal

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 200º

De la salsa:

Los ajos y los tomates los ponemos en un bol con sal y tapados con papel film en el microondas unos 5/7 minutos. Comprobamos con un palillo que están los ajos blanditos.
Sacamos toda la pulpa de los ajos, quitamos la piel del tomate y lo trituramos junto con las avellanas, el pan tostado, el pimentón y la sal. Añadimos el Aceite de oliva y el vinagre,  emulsionamos.

Limpiamos las cebollas.

Las colocamos en el horno sobre papel sulfurizado y dejamos hasta que estén pochaditos.

Servimos

Y A Gozar!!!







16 comentarios:

  1. También quedan muy buenos hechos así, además la salsa es la que le da el toque de gracia. Viviendo en una ciudad es difícil poderlos hacer en las brasas.
    Buen provecho!!

    ResponderEliminar
  2. Uff mira que me llama la atención cada vez que lo veo y a pareja aún más ehh, te han quedado de auténtico vicio.

    besazos

    ResponderEliminar
  3. Pues vaya, hoy he visto calcots en los viveros y no les he hecho ni caso, mecachis!!!
    Feliz finde!

    ResponderEliminar
  4. Hola Pilar.. Este año casi tengo la oportunidad de tomar una calçotada en tierras catalanas ya que tengo familia por allí y hace años que no la como, pero al final no pudo ser. Ésta me parece una muy buena opción para no quedarnos sin comerlos. ¡¡Qué ricos!!
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  5. Holaaa, jo es verdad, los que vivimos en las ciudades todo esto nos lo perdemos. Y aunque yo no los he probado nunca ni a la brasa ni al horno me parece una idea fantástica la tuya.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  6. Te lo decía en el fb...
    El último vieja de Manolo los hice al horno y nos gustaron pero como a la brasa res de res noya.
    Eso si, el romesco para descubirse.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  7. Seguro que están riquísimos. Aquí no se ven, ni siquiera en los últimos años que se conocen más fuera de Cataluña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Como me gusta el ingenio que le hechas para poder disfrutar de los calsots jejej.besicos

    ResponderEliminar
  9. Pilar, has preparado unos calçots buenisimos y una salsa superior, aunque en las brasas son excelentes los tuyos no les tiene nada que envidiar, y........te lo dice una catalana.
    Feliz semana,.

    ResponderEliminar
  10. Yo no he probado los calçots catalanes aunque tengo muchas ganas de hacerlo, la verdad. Pero una cosa te digo Pilar, los tuyos han quedado en el horno super apetecibles. Con esa salsita acompañándolos me apuntaba a meterles el diente a unos cuantos.

    Besinesssssssss

    ResponderEliminar
  11. Lo que digo a continuación no es para hacer polémica eh?
    Yo siempre los he comido a la brasa y la verdad que estan muy ricos, pero al ver los tuyos tan limpicos....y me da que untados en la romesco tambien estaran muy ricos, bsss.Sefa

    ResponderEliminar
  12. pufff lo que hace que no como calcots¡¡¡que ganas les tengo¡¡¡¡una pintica muy rica tienen estos tuyos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  13. Hola Pilar. He comido los calçots en varias ocasiones y lugares y en todos ellos estaban de vicio. Creo y estoy seguro de que no me equivoco que estos que has hecho deben estar insuperables. no tendrán el ambiente que les dan pero de sabor, y no los he probado, sé que estar´na para chuparse los dedos y con esa salsa ya ni te cuento los que iba a comer jj.
    Una delicia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Pues no sabes que bien vienen estas entradas, porque de pensar que no los vas a catar en la vida he pasado a que en el momento que encuentre Calçots en Sevilla ( cosa difícil me temo) los hago, tienen que estar muy buenos. Besos

    ResponderEliminar
  15. Les tengo unas ganas!
    Aquí es que no se estila pero desde luego dan ganas de morderlo.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  16. Que rico!! Vaya pinta que tienen, tengo muchísimas ganas de probarlos.
    Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi cocina y por dejar tu comentario. Por falta de tiempo no puedo contestar a todos, pero un ratito cada día, me paso por vuestras casas atraída por el olor de vuestros fogones.
Vuestras palabras son el mejor aliño para mis platos.
Ya sabéis que podéis enviarme un mail con cualquier duda a mi correo:
pilar.gilse@gmail.com