lunes, enero 16, 2017

Semlor, bollos nórdicos de cuaresma

No estamos en cuaresma, pero da igual, estos bollos me tenían enamorada hace mucho tiempo y hoy era el día perfecto para meterme en harina. 
Llevo un par de semanas muy #panarra y sin dejar de mirar el libro de Ibán Yarza. He empezado con la masa muy prontito porque necesita bastante tiempo de levado. La masa es pegajosa, pero al final la dominas y es muy agradecida. El toque de cardamomo le da un sabor delicioso y el relleno es espectacular.
Ibán Yarza y mi amigo José me han dicho que estos bollos se toman remojados en un plato con leche caliente...ufff eso para mi es imposible!!  He hecho la foto y lo hemos repartido para tres!! en casa no somos muy aficionados a los dulces, así que he congelado todos los bollos y los iré sacando poquito a poquito :)




INGREDIENTES: 

450 g. de harina de fuerza
200 ml de leche
70 g. de azúcar
1 huevo
50 g de mantequilla
12 g de levadura fresca
5 g de sal
1 cucharadita de cardamomo recién molido

Relleno:

125 g de almendra molida
100 g. de azúcar
50 grs de leche
Huevo para pincelar
Azúcar glas
Nata montada

PREPARACIÓN:

Del Relleno: 

Disolvemos el azúcar en la leche y lo mezclamos con la almendra molida, lo removemos hasta obtener una pasta y lo reservamos.




De la Masa:

Calentamos la leche y derretimos dentro la mantequilla. Cuando esté tibia añadimos el resto de los ingredientes. La masa es un poco pegajosa pero cuando la pasamos a mesa y empezamos a amasarla, resulta muy agradable de trabajar.
La plegamos sobre sí misma y la hacemos rodar, la amasamos durante 8 ó 10 minutos, hasta que esté lisa y brillante. Dejamos fermentar la masa, tapada un par de horas o hasta que doble su volumen.



Dividimos la masa en porciones de unos 80 g y formamos bolas sobre la mesa, girando y haciéndola rodar. Pintamos con huevo batido cada una de las bolas. Las colocamos sobre papel de horno separadas unas de otras porque vuelven a crecer. y dejamos fermentar dos horas.

Precalentamos el horno a 220º y metemos la bandeja una vez levados los bollos, durante unos 10 minutos. Si vemos que se doran mucho, bajamos el fuego y los tapamos con papel de aluminio.




Cuando enfríen cortamos la tapa en forma triungular y retiramos un poco de miga. Rellenamos con la masa de almendra y añadimos una buena capa de nata montada. Colocamos la tapa y espolvoreamos con azúcar glas.

Se pueden disfrutar así o cómo dice la tradición remojados unos minutos en un tazón de leche caliente.

Y A Gozar!!!





Nota: La mayoría de mis bollos los congelé y los he ido sacando poco a poco.  He seguido la tradición y la recomendación de José...mojados en leche están de muerte lenta.


12 comentarios:

  1. He venido al ver la foto en mi blog porque el email ni me ha llegado todavía. Me has dejado boquiabierta. Tú, amasando y dulce. Pues ya puedes quitarte manías tontas, porque estos bollos te han quedado de 10 y tienen que estar muy buenos, Sólo con ver el relleno que llevan, ya me apetece comerlos, pero me parece que sin azúcar, no quedarían igual.
    Felicidades, amiga, me encantan. Sigue practicando. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Son unos bollitos deliciosos, no importa la época que sea, si apetecen siempre gustan. Aunque yo los prefiero comer sin remojar en la leche, cuestión de gustos personales.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Son una monada, tan redonditos y rellenos de nata ummmm

    ResponderEliminar
  4. Tienen una pinta impresionante, Pilar, se ven riquísimos. Yo, desde luego, me llevaba uno ahora mismo y eso que no soy golosa. O justamente por eso, porque se ve rico sin empalagar, se ven divinos.
    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué receta más interesante!, te han quedado preciosos y apetecen un montón, creo que yo no los congelaría, en casa no les darían tiempo. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Pues mira....¡me has hecho venir ganas de prepararlos! Me cuesta coger el punto de estas masas...tengo miedo de pasarme con el amasado, cuando son pegajosas me pongo nerviosa porque creo que lo estoy haciendo mal....
    Gracias por tu receta, Pilar!
    Besos,
    Olga

    ResponderEliminar
  7. umumum Pilar tienen que estar deliciosos, este tipo de masas y con ese relleno me chiflan, un pecado de los buenos y de vez en cuando como apetecen
    besossssss

    ResponderEliminar
  8. Vaya pinta!!!Tienen que estar riquísimos y con el relleno que has puesto, para chuparse los dedos.
    Besoss

    ResponderEliminar
  9. Que pintaza tienen, me comia uno ya, envidieta me da al verlos,que mañana mas buena hemos pasado,
    bssssss.

    ResponderEliminar
  10. Diossssss!! eso tiene que ser la bomba!! rico, no, riquísimo!!me llevo la receta. Bs.

    ResponderEliminar
  11. Adoro el cardamomo.
    Que bien que se ven estos bollitos.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  12. Wuauu ya puedes estar orgullosa de tus bollos. Se ven espectaculares. Qué rico morder uno y que la nata se salga por los lados jaja

    Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi cocina y por dejar tu comentario. Por falta de tiempo no puedo contestar a todos, pero un ratito cada día, me paso por vuestras casas atraída por el olor de vuestros fogones.
Vuestras palabras son el mejor aliño para mis platos.
Ya sabéis que podéis enviarme un mail con cualquier duda a mi correo:
pilar.gilse@gmail.com