lunes, octubre 04, 2010

Judías blancas con liebre



No soy muy aficionada a la caza, me resulta muy fuerte el sabor y a no ser que me la regalen ya peladita y cortada nunca hago.
Se la regalaron a mi hermano y el pensó que estaría muy buena con arroz o con unas judías, así que nos pusimos "manos a la libre" y preparamos un plato sabroso que espero os guste.








INGREDIENTES:

1 liebre pelada, limpia y cortada en trocitos
1 cebolla
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1 tomate pelado
3 dientes de ajo
1 vaso de vino tinto
1/2 k de judías (pueden ser de bote)
2 hojas de laurel
Sal
Aceite.

PREPARACIÓN:

Las judías las pondremos en remojo la noche anterior.
Ponemos a cocer las judías en agua fría con dos hojas de laurel.
Este guiso se puede hacer en olla rápida y se ahorra mucho tiempo.
Ponemos en el fondo de la olla los ajos a dorar con 3 cucharadas de aceite.
Añadimos la liebre y la doramos.
Echamos las verduras cortadas en trocitos.
Pochamos.
Añadimos el vino y cubrimos con agua.
Dejamos cocer, en olla rápida unos 20'... en olla normal, 2 horas.
Mezclamos las judías con la liebre ya cocidas las dos cosas, dejamos unos 5 minutos al fuego y listo.


Cómo todos los guisos y sobre todo las legumbres están muchos más ricas hechas de víspera, porque el caldo engorda.


15 comentarios:

  1. Tampoco soy aficionada a la caza, pero si me pones delante un plato asi, ten por seguro que no le diría que no. :)

    besitos pilar

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué buena tenía que estar, Pilar! Yo no me atrevería a despellejar a la liebre, pero si como dices te la dan pelada, la comería con sumo placer, jeje (suena hpócrita, pero chica, me daría cosa ver al animalillo así y es diferente verlo ya como "comida").
    El plato se ve divino.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo no como conejo, pero lo guiso, de hecho tengo una receta para meter, porque a mi marido si que le gusta, seguro que este guiso le encantaria, un beso guapa

    ResponderEliminar
  4. Yo me las como con esa pinta, pero sin la carne, no puedo con ella.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Que plato más rico y contundente, puedo imaginar como debe estar de sabor.
    Yo tampoco suelo guisar caza, mas que nada porque no tengo quien me la suministre. ¡Que pena! porque me encanta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Bueno yo nunca comi liebre, ni nada de caza, alguna vez algun pajarito no se si eran malvices, pero el plato tiene muy buena pinta.Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  7. Hola Pilar. ¿Que tal has pasado las fiestas? espero que muy bien. Vi tu comentario y me quedé con las ganas de ir. He pasado mucho tiempo en Zaragoza y nunca he estado en las fiestas de Muel, no tengo perdón jj.
    No soy muy amigo de comer carne de caza, aunque de vez en cuando con el grupo de amigos suelo probar algo, no hace mucho una de las parejas con las que salimos preparó jabalí, solo lo probé jj.
    No me hubiera importado probar este plato porque tiene una pinta excelente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Ese es un plato muy muy rico¡¡¡¡¡¡
    besos

    ResponderEliminar
  9. Me parece que, la mayoría pensamos lo mismo....
    La caza tiene un sabor fuerte.
    A mí tampoco me hace gracia.
    REcuerdo una vez que comí unas albóndigas de corzo.... UGGGGGGGGGGG

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar
  10. A mi tampoco me gusta la caza, bueno ni mucho la carne en general, pero combinado como lo has hecho tu, debe quedar muy suave, ¿no?. Un beso

    ResponderEliminar
  11. estos son de los platos típicos de pueblo, de esos de antes..muy bien!! te seguiré visitando, que hacia tiempo que no lo hacía..

    un saludo
    Jorge
    www.pocohecho.com

    ResponderEliminar
  12. Hace tantos años que no como liebre que no se si ahora me gustaria, pero este plato se ve muy rico, un abrazo.Sefa

    ResponderEliminar
  13. Un abrazo de haya desde arriba del rio, te sigo leyendo, cuidate mucho AMIGA.

    ResponderEliminar
  14. Tenía que estar de impresionar, seguro que no quedo nada.

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Hola chicas y chicos, veo que a casi todos os pasa como a mi. Que la carne de casa no nos gusta demasiado pero cuando nos la presentan en un plato ya cocinada no nos da ningún apuro comerla.
    La verdad es que estaba muy buena y que el sabor que les dió a las judías fue impresionante.
    No es lo mismo hacerlas con un conejo de granja que con una liebre o un conejo de monte.
    Muchas gracias amigos por vuestros comentarios.
    No puedo contestar uno a uno pero no dejo de pasarme por vuestros hogares para aprender de vosotros grandes cocineros y amigos.
    Un beso muy gordo para todos.

    Pilar

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi cocina y por dejar tu comentario. Por falta de tiempo no puedo contestar a todos, pero un ratito cada día, me paso por vuestras casas atraída por el olor de vuestros fogones.
Vuestras palabras son el mejor aliño para mis platos.
Ya sabéis que podéis enviarme un mail con cualquier duda a mi correo:
pilar.gilse@gmail.com