martes, junio 16, 2015

Sardinas Escabechadas de la Yaya Pilar

La primera vez que las comí fue en casa de la yaya Pilar, mi suegra,  que hace ya muchos años que nos dejó, hoy las he querido recuperar para darle una alegría a su hijo. 
No suelo hacer  sardinas en casa, pero las he visto en el mercado con un aspecto estupendo, tersas y curvadas, de un tamaño medio tirando a pequeño y no me he podido resistir.
Hemos recordado a la yaya/madre Pilar, con una botella de sidra natural y pan de hogaza, mientras dábamos buena cuenta de estas ricas sardinas que hoy os presento.


INGREDIENTES:


1 kg. de sardinas más bien sardinillas
5 dientes de ajo
Bolas de pimienta negra
Harina para rebozar
1/2 vaso de aceite de oliva
1/2 vaso de vino blanco
1/2 vaso de vinagre de vino
Tomate frito casero
Sal
Perejil y Romero

PREPARACIÓN:

Cortamos la cabeza con las tijeras y les quitamos las tripas. Lavamos, secamos y salamos.
Las pasamos ligeramente por harina y freímos en abundante aceite.


Escurrimos y ponemos en papel absorvente.  Colamos el aceite y añadimos el resto.
Freímos los ajos laminados y echamos las bolitas de pimienta y el tomate frito.
Retiramos del fuego y echamos el vino y el vinagre.


Metemos las sardinas al escabeche y dejamos enfriar.

Servimos templadas o frías

Y A Gozar!!!



Nunca te olvidaremos Yaya Pilar :)

8 comentarios:

  1. Buenos días guapa. Mira que mimas a los tuyos. Un detallazo para Pepe. Mi madre las hacía parecidas. Me gustan mucho. Besos

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta buenísima, nunca he hecho el escabeche con tomate, pero la próxima vez, pruebo.
    Besos!!
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  3. La pinta espectacular y el escabeche fantástico.
    Besos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  4. Tienen muy buena pinta, están pidiendo pan a gritos, qué ricas han de estar. Un buen homenaje, tu marido habrá disfrutado de lo lindo con este plato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pilar, las sardinas como quieras y cuando quieras, entiendo al "hijo de tu suegra" que le gusten a mi me pierden ¡¡¡
    Mi madre hacia escabeche con todo el pescado frito que sobraba, no le ponía tomate pero será cosa de probar, porque esats tiene una pinta genial.
    Por cierto el plato es precioso, el blanco, me ha gustado mucho, pero las sardinas mas.
    bsss desde Almeria

    ResponderEliminar
  6. No soy muy de sardinas frescas, pero las que venden en lata, en aceite, tomate o escabeche si que me gustan. Tengo que probar a hacerlas asi como las pones tu a ver como estan, seguro que me gustan, tiene una pinta estupenda!! Bs.

    ResponderEliminar
  7. Mira que a mi las sardinas no es lo que más me guste pero tienen una pinta bárbara! Que buen recuerdo a la Yaya Pilar. Besicos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Pilar. Viendo tu entrada has hecho que rejuvenezca unos cuantos años jj ya que de una forma muy parecida las preparaba mi madre, lo que siento es no haberme fijado más y mejor cuando las hacía pero eran otros tiempos y los chavales nos pasábamos el tiempo libre jugando, pero si que las he recordado por su delicioso sabor y porque me encantaban. Tomo nota de las que has hecho porque sin duda las haré.
    Las sardinas pocas veces las hago en casa y mira que me gustan pero al resto salvo a la plancha no les llaman mucho y hacerlas de esa guisa en casa es demasiado jj así que como no quieren de otra forma que se aguanten jj.
    Te han debido salir exquisitas, no hay más que ver el aspecto que tienen para saberlo y lo que siento es no poder probar alguna de ellas porque están deliciosas.
    Un bonito homenaje y un bonito recuerdo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi cocina y por dejar tu comentario. Por falta de tiempo no puedo contestar a todos, pero un ratito cada día, me paso por vuestras casas atraída por el olor de vuestros fogones.
Vuestras palabras son el mejor aliño para mis platos.
Ya sabéis que podéis enviarme un mail con cualquier duda a mi correo:
pilar.gilse@gmail.com