martes, febrero 05, 2019

Albóndigas con patatas y salsa de Garnacha

Vamos de reciclaje que estamos en febrero y hay que subir la cuesta sin ascensor.
Siempre os comento que cuando hago albóndigas preparo un kilo, la amaso, las boleo y las pongo a freír, más bien a sellar o dorar un poquito. Una vez escurridas y frías, las meto en bolsas de congelación y quedan listas para utilizar con cualquier salsa.
Hace unos días preparé rabo de toro con salsa de vino Garnacha y quedó mucha. Así que se fue al congelador y hoy han hervido en ella mis albóndigas.

Sólo me quedaba confitar unas patatitas a cuadros y listo el plato.

Y este es mi plato para presentar al proyecto mensual de mi amiga Marisa Thermofan 

1+/-100desperdicio0

No tiramos nada :)







INGREDIENTES:

1/2 kilo de carne picada (ternera y magro)
Pan rallado
Leche
1/3 de calabacín
Media cebolla
1 huevo
Sal y pimienta

2 Patatas
AOVE
Salsa de vino Garnacha



PREPARACIÓN:

Llenamos media taza de pan rallado y la rellenamos con leche.

En un bol ponemos la carne picada, el huevo, el calabacín y la cebolla rallada, la mezcla de leche y pan rallado,el huevo, sal y pimienta.
Mezclamos, amasamos y boleamos.

En una sartén con 4 cucharadas de aceite vamos sellando las albóndigas, dejamos el corazón sen freir, luego hervirán en la salsa y terminaran de cocer.

La salsa de garnacha la tendremos descongelada.

Ponemos en una sartén la salsa y metemos las albóndigas, dejamos pochar bajito unos 20 minutos. Veremos cómo se ponen jugosas y esponjosas.




Preparamos las patatas.

Pelamos y cortamos en cuadritos las  patatas. En un cazo ponemos aceite de girasol abundante (cómo si fuera una freidora) Metemos las patatas y dejamos que se pongan tiernas, apartamos del fuego.

En el último momento, antes de servirlas, volver a encender el fuego a máxima potencia y dejar que se doren.
Escurrimos sobre papel absorbente y echamos sal.

Servimos las albóndigas con su salsa y las acompañamos con las patatas confitadas.


Y A Gozar!!








7 comentarios:

  1. Cómo se va a tirar una salsa tan rica! Sería un error, me encanta como te han quedado estas albóndigas se ven perfectas con la salsa y las patatas, para tocar el cielo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Con esta salsa, las albondigas han de estar divinas.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Que buenas! Lo que nos gusta en casa un buen plato de albóndigas. Casi hemos coincidido de día ;-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de llegar a casa, todo el día fuera y ha sido porque he conocido por fin en persona a Silvia de Chup, chup, chup. Eso me recuerda el tiempo que hace que nos conocimos.
    Desde entonces, tú en mis retos y yo en el tuyo, ahí seguimos.
    Unas albóndigas con patatas y esa salsa tan rica me comería yo ahora mismo. Ahora si te sobran albóndigas...
    Besos y buena semana. Muchas gracias por reciclar conmigo.

    ResponderEliminar
  5. Madre de dios que pinta! que color!! estoy babeando!!

    ResponderEliminar
  6. Que ricas que son las albóndigas y esta receta se ve super, bssss.

    ResponderEliminar
  7. Hola Pilar. La verdad es que viendo el aspecto que tienen estas albóndigas consigues que a cualquiera que las vea la boca se le haga agua. Con esa salsa tienen que estar extraordinarias. Me comería un buen plato. Deliciosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi cocina y por dejar tu comentario. Por falta de tiempo no puedo contestar a todos, pero un ratito cada día, me paso por vuestras casas atraída por el olor de vuestros fogones.
Vuestras palabras son el mejor aliño para mis platos.
Ya sabéis que podéis enviarme un mail con cualquier duda a mi correo:
pilar.gilse@gmail.com